Tengo un recuerdo, una imagen. Siempre la misma imagen.
Caminando de la mano de mi mamá.
Con un vestidito apretado y medias largas de lana que pican. Incómoda, muy incómoda.
Recuerdo mirar las baldosas del piso. En ese momento estaba más cerca de ellas.
Recuerdo mirar mis zapatitos duros, brillantes, blancos. Incómodos.
Adelante mi viejo, siempre adelante. De su mano, mi hermano.
Veo sus piernas largas, su espalda, su pelada.

No lo alcanzo, mi lugar está atrás.

.
.